CLOSE

Cáncer de la Glándula Parótida

El tumor de la glándula parótida representa casi el 70% de todos los cánceres; el 10-20% se manifiestan en las glándulas submandibulares, mientras que las glándulas sublinguales casi nunca resultan afectadas. En el IEO, el tumor de la glándula parótida se trata en la División de la Cabeza y el Cuello.

EN POCAS PALABRAS

Las glándulas salivales se distribuyen dentro de la boca y en torno a ella y se dividen en mayores y menores. Las primeras son bilaterales y simétricas y comprenden la glándula parótida (delante de las orejas y detrás del ángulo de la mandíbula), la glándula submandibular (mandíbula inferior posterior) y la glándula sublingual (debajo del piso de la boca, a los costados de la lengua). lengua); estas últimas se encuentran en diferentes regiones del rostro, entre ellas, la nariz y los senos paranasales y son muy numerosas (hay cientos de ellas), pero demasiado pequeñas para ser vistos a simple vista. 

RIESGOS DEL TUMOR DE LA GLANDULA PARÓTIDA

No es fácil definir los factores de riesgo del tumor de la parótida. En el caso de las glándulas salivales, se sabe que uno de los factores que aumenta el riesgo es la exposición a la radiación en el área de la cabeza y el cuello (para un tratamiento médico previo). Este tumor de la glándula parótida se manifiesta como una masa nodular que rara vez es dolorosa (se debe efectuar un diagnóstico diferencial para distinguirla de los tumores benignos más frecuentes) en el rostro, el cuello o la boca. Pueden aparecer dimorfismos en el rostro (muecas, cambios en la forma y actitud) si las lesiones afectan el nervio facial (el nervio destinado a los músculos mímicos) o alguna de sus ramas. 

Para diagnosticar el tumor de la parótida correctamente, un especialista debe realizar un estudio que evalúe minuciosamente el historial médico y familiar, además de efectuar una ecografía dirigida que permita aspirar una muestra de células con una aguja desde las áreas sospechosas para su diagnóstico citológico posterior, que también pueden repetirse utilizando la técnica de biopsia con aguja para el diagnóstico histológico. La tomografía computarizada (TC) radiológica complementaria y en particular, la resonancia magnética (RM), se consideran análisis de segunda instancia para los tumores de la glándula parótida y son indicados por el especialista en determinados casos. 

Los síntomas y signos más comunes son pequeñas úlceras en los labios o la boca, una mancha blanca o roja en la mucosa oral, epistaxis frecuente (hemorragias nasales), obstrucción respiratoria nasal, ronquera, dolor de garganta persistente, sensación de oídos tapados, dolor que se irradia hacia el oído, sangre en el esputo, dificultad para masticar, tragar o respirar, entumecimiento de la lengua, hinchazón indolora y persistente en el cuello. La persistencia de estos trastornos se debe considerar como una campana de alarma; si no se resuelven espontáneamente o con tratamiento dentro de 3 semanas, se debe consultar a un especialista. 

PREVENCIÓN Y DIAGNÓSTICO

Los cánceres de las glándulas salivales son raros y no representan más del 1% de todos los cánceres. Pueden manifestarse a cualquier edad, pero es poco probable que ocurran antes de los 40 años. Los hombres y las mujeres se ven afectados sin diferencias sustanciales entre ambos sexos. La histología de estos tumores varía en función de la célula originadora. Algunos ejemplos son el carcinoma mucoepidermoide (más frecuente en la parótida), el carcinoma adenoideo quístico y diversos tipos de adenocarcinomas (células claras, basales, no especificadas, mucinosas). En las glándulas salivales se pueden generar otros cánceres. como por ejemplo, los carcinomas de células escamosas, los carcinomas no diferenciados, los melanomas y los linfomas (sumamente raros). 

Recomendaciones preventivas 

  • Adoptar un estilo de vida sano, no fumar y limitar la ingesta de alcohol. 
  • Tomar algunas precauciones en los hábitos alimenticios: comer frutas, verduras y alimentos ricos en carotenoides, como por ejemplo, tomates, zanahorias, pimientos dulces y picantes, calabaza, duraznos o melocotones, hierbas (evidencia probable). 
  • Mantener una buena higiene oral. 
  • No subestimar ninguna lesión en la boca, por más pequeña o indolora que sea (nódulos, úlceras menores, manchas blancas o rojas, crecimientos). 
  • Luego de los 60 años en sujetos con factores de riesgo, se recomienda someterse a un examen de la cavidad oral y de la región faríngea y laríngea. 
  • Hacerse controles frecuentes, si el paciente ya ha sufrido algún carcinoma en la cabeza o en el cuello. 

TRATAMIENTOS Y ENSAYOS CLÍNICOS

El enfoque inicial del tratamiento es fundamental. La cura es el objetivo principal y se considera tan importante como la calidad de vida y la funcionalidad de los órganos tratados (la voz, el lenguaje, la deglución, el gusto y la respiración, entre otras). El IEO les ofrece a los pacientes un equipo pluridisciplinar especializado en diagnóstico, tratamiento y rehabilitación. 

Terapias innovadoras y mínimamente invasivas: a lo largo de los años, la División ha desarrollado algunas técnicas originales y enfoques mínimamente invasivos para mejorar los resultados oncológicos y funcionales de las intervenciones para darle a los pacientes más opciones terapéuticas con menos impacto quirúrgico. Algunas de estas terapias están disponibles únicamente aquí, en el IEO. 

Cirugía: nuestros cirujanos de cabeza y cuello son los que realizan más operaciones de tumores malignos cada año en toda Italia (información de AGENAS). Además, desde hace más de 20 años hemos transmitido el mensaje del Prof. Veronesi, es decir, “la terapia mínima eficaz” también para las lesiones de la cabeza y el cuello. Somos los primeros en Italia en ofrecer la cirugía conservadora de tiroides, con más de 15 años de experiencia en hemitiroidectomía, incluso para los tumores malignos. Fuimos de los primeros en realizar la cirugía endoscópica conservativa de la laringe con más de 250 intervenciones quirúrgicas al año. Fuimos pioneros en la cirugía funcional de lengua, posibilitando una calidad de vida postoperatoria casi normal. Por último, desde hace más de 20 años hemos realizado cirugías muy delicadas de la glándula salival. Es el único departamento de cirugía de cabeza y cuello reconocido en Italia. 

Cirugía asistida por ultrasonido con tinte (USDAS, por sus siglas en inglés): La División ha desarrollado una técnica original a través de tintes vitales y guiado por ultrasonido para identificar los nódulos recurrentes en las áreas de tiroides, salival y ganglios linfáticos. Esta técnica es más efectiva y reduce el riesgo de complicaciones. 

Las Ventajas De Un Equipo Pluridisciplinar 

Nuestro equipo pluridisciplinar se dedica al diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de los pacientes con tumores en la cabeza y el cuello, además de estudiar estas enfermedades. Nuestro equipo está compuesto por más de treinta profesionales oncológicos, con experiencia en diversas especialidades, como otorrinolangología, cirugía maxilofacial, cirugía de emergencia, cirugía plástica y reconstructiva, radioterapia, oncología médica, radiología, patología, medicina nuclear, nutrición, fisioterapia, endocrinología, odontología, terapia de la voz, terapia del habla, psicología y biología. 

La integración de varias habilidades es muy útil para tratar problemas clínicos complejos, desde el diagnóstico hasta la planificación del tratamiento y la recuperación funcional (habla, respiración, deglución), con el fin de lograr los mejores resultados y asegurar una cualidad de vida adecuada. El equipo trabaja en armonía y se reúne semanalmente para analizar cada caso de los pacientes que confían en nuestra estructura. Se ocupan de desarrollar planes de tratamiento integrales y personalizados, que contemplan todos los aspectos relacionados con el tratamiento y la rehabilitación, analizando las opciones más adecuadas en función de las necesidades particulares de cada pacientes y según las directivas internas, nacionales e internacionales. 

El equipo, en estrecha colaboración con la Junta Médica y Científica, supervisa los resultados del tratamiento y la calidad de los resultados en tiempo real, para señalar los problemas críticos e identificar las áreas de mejora y desarrollo. Las reuniones pluridisciplinares son una oportunidad para el desarrollo profesional a partir de los intercambios entre los miembros el grupo, la evidencia en la literatura y la revisión crítica, actualizando permanentemente las directrices y los enfoques diagnósticos y terapéuticos. Usamos la información recabada a partir de la revisión crítica de las actividades clínicas, de las innovaciones tecnológicas, del estudio de la evolución de los cánceres tratados y de las actualizaciones permanentes para identificar la problemática abierta y proponer actividades de investigación. Gracias a esta metodología, se han implementado diversos proyectos que desarrollan actividades de investigación cínica e investigación institucional. 

Tumor de la glándula parótida 

El tratamiento recomendado para el tumor de glándula parótida es la cirugía en el caso de las glándulas salivales (con algunas raras excepciones, como el linfoma). Con la cirugía, se extirpa el tumor de la parótida y algunos tejidos circundantes, además de los ganglios linfáticos cervicales laterales (que pueden ser un punto de metástasis) cuando corresponda. Las intervenciones son sensibles, en particular, debido a la presencia de estructuras nerviosas en las glándulas salivales (el nervio facial y sus ramas). Las técnicas quirúrgicas son muy avanzadas, con herramientas de aumento(microscopio y/o lupas) y reconstrucción del nervio facial en caso de haber sufrido daños durante la extirpación del tumor parotídeo. Una vez realizado el análisis histológico definitivo del tumor de la parótida, se prescribe radioterapia postoperatoria en determinados casos. 

Si fuera necesario sacrificar el nervio facial (debido a la infiltración del tumor parotídeo), se puede realizar una reconstrucción inmediata con la transposición de uno o varios segmentos de un nervio donante (auricular mayor, sural, del dorsal ancho). El nervio donante se puede sacrificar porque esto no conlleva grandes deterioros funcionales. Esta técnica se puede practicar en pacientes sometidos a radioterapia postoperatoria y permite recuperar la motilidad facial en un plazo de 4 a 12 meses. Si por algún motivo, la reconstrucción inmediata fuera imposible, el paciente podría decidir someterse a diversos tipos de reconstrucción con posterioridad a la cirugía. 

Acceso a las terapias más innovadoras: La inmunoterapia es uno de los tratamientos no quirúrgicos más prometedores y funciona fortaleciendo la respuesta inmunológica del paciente contra el tumor. La adroterapia (radioterapia con protones o iones de carbono) es la terapia de elección para muchos neoplasmas de las glándulas salivares o para los tumores localizados en sitios anatómicos sensibles o aquellos difíciles de extraer quirúrgicamente. 

Metástasis a distancia del carcinoma de cabeza y cuello 

Las metástasis a distancia se definen como la propagación del tumor a otros órganos. El pulmón, el hígado y los huesos son los sitios más comunes de metástasis hematógenas del carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello. La incidencia de las metástasis a distancia en el carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello es baja en la población general con carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello: en general, inferior al 5% en la manifestación inicial. Los pacientes con carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello con metástasis a distancia suelen ser candidatos a los tratamiento paliativos, porque en la actualidad no se dispone de ninguna terapia sistémica con potencial curativo para estos casos. En consecuencia y por lo general, el tratamiento locorregional exhaustivo se considera inútil en estos pacientes. De particular relevancia es nuestra colaboración con el CNAO (Centro Nacional de Oncología Hadronterapia) para la Fase II, el ensayo clínico sobre el aumento de la radioterapia, utilizando protones (terapia con hadrones) en tumores del área cervical y cefálica avanzados a nivel local. 

MÁS PARA USTED

Atención al paciente y a su calidad de vida: desde 2003, el departamento está dotado de un servicio de logopedia, uno de los mejores en Italia, quienes tratan la rehabilitación de deglución, fonación y la articulación de la palabra. La División también posee un servicio de odontología que trata la preparación para la cirugía y la rehabilitación dental postoperatoria. El IEO también tiene un servicio de fisioterapia para la rehabilitación motora y respiratoria y un nutricionista para la gestión de los aspectos nutricionales. También se ofrece servicios de control del dolor y apoyo psicológico. Un enfoque holístico que cuida de todas las necesidades del paciente, permitiéndole una vuelta más rápida a su vida normal. 

Nutrición clínica 

El estadio y la ubicación de la enfermedad, los cambios anatómicos producto del procedimiento quirúrgico y la toxicidad aguda y tardía de la quimioterapia radiológica son factores que pueden contribuir al deterioro de la deglución y provocar una deficiencia en la ingesta oral de proteínas y calorías. 

La nutrición artificial (NA) se indica en los cánceres que causan estenosis (estrechamiento), disfagia grave (dificultad para comer que contraindica la alimentación oral), o en los casos de desnutrición evidente o cuando el paciente, si bien se alimenta por la boca, recibe una cantidad proteico calórica <50% a sus necesidades nutricionales. La NA también se indica en caso de prever un periodo de disfagia grave superior a los 7 días o en caso de ingesta deficiente (<60% de los requisitos nutricionales) durante al menos 10 días. 

En pacientes con cáncer en la región cérvicofacial, se recomienda la nutrición enteral (NE) como vía principal en caso de que el tracto gastrointestinal se encuentre libre y funcione correctamente. Se puede efectuar con una sonda nasogástrica o mediante gastrostomía endoscópica percutánea (GEP) o yeyunostomía de alimentación, en caso de que la duración esperada de la asistencia nutricional deba mantenerse durante más de 3-4 semanas. La NE es eficaz para contener la disminución del peso corporal, prevenir la deshidratación y durante las interrupciones del tratamiento con radioquimioterapia, reducir la frecuencia y la duración de las internaciones y mejorar la calidad de vida. 

Con la asistencia nutricional adecuada durante el tratamiento con radioterapia, se puede mitigar el impacto y el grado de morbilidad (mucositis, odinofagia, disfagia, xerostomía, disgeusia, náuseas, vómitos y anorexia), reducir la pérdida de peso, preservar el estado nutricional, mejorar la calidad de vida y optimizar la situación, acelerando la recuperación del paciente una vez concluido el tratamiento. 

Se ha demostrado que un asesoramiento nutricional precoz e intensivo y los suplementos calóricos por vía oral aumentan la ingesta de proteínas y calorías, reducen la pérdida de peso corporal y las interrupciones del tratamiento del cáncer .

En caso de una deglución que sea lo suficientemente segura, la primera opción es la alimentación oral (con una dieta modificada en cuanto a la consistencia). 

USEFUL LINKS

  • OFICINA INTERNACIONAL DE IEO

    La Oficina Internacional del IEO se dedica plenamente a brindar una bienvenida y una estadía personalizadas en el hospital, para satisfacer las necesidades individuales.

  • Como solicitar Segunda Opinión

    IEO Second Opinion es un servicio para quienes desean confirmar el diagnóstico y los tratamientos recomendados por otros médicos.

  • Comuníquese con nosotros

    Uno de nuestros asistente de la Oficina Internacional del IEO estará encantado de darle toda la información que necesite y lo asistirá personalmente.

PARTNERSHIP

Università degli Studi di Milano Ecancer Medical Science IFOM-IEO Campus

CREDITS

Ministero della Salute Joint Commission International Breastcertification bollinirosa

© 2013 Istituto Europeo di Oncologia - via Ripamonti 435 Milano - P.I. 08691440153 - Codice intermediario fatturazione elettronica: A4707H7

IRCCS - ISTITUTO DI RICOVERO E CURA A CARATTERE SCIENTIFICO