CLOSE

Cáncer de piel tipo Melanoma

El melanoma es un tipo de cáncer de piel que en la mayoría de los casos, se origina en los melanocitos de la epidermis. Los melanocitos se encuentran en la capa más profunda de la epidermis y producen melanina, el pigmento responsable de la coloración de la piel.

EN POCAS PALABRAS

El melanoma es un tipo de cáncer de piel mucho menos común, pero puede ser mucho más peligroso. El melanoma es provocado principalmente por la exposición intensa y ocasional a los rayos UV (que suelen provocar quemaduras solares), en particular, en las personas con predisposición genética a la enfermedad. 

RIESGOS DEL CÁNCER DE PIEL TIPO MELANOMA

Los factores de riesgo son: 

  • Tener la tez clara, ojos azules o ser pelirrojo 
  • Atípico desde el punto de vista clínico 
  • Antecedentes de quemaduras solares reiteradas, en particular, en la niñez y en la adolescencia 
  • Historia clínica personal de melanoma 
  • Familiares cercano con melanoma 
  • Alteración de las defensas del sistema inmunitario (por ejemplo, debido a un trasplante de órgano o tratamiento inmunosupresor) 

Durante la primera consulta, el especialista evaluará los factores de riesgo de contraer cáncer de piel, teniendo en cuenta una serie de variables, entre ellas, los antecedentes personales y familiares de melanoma y otros cánceres de la piel, quemaduras solares previas, tendencia de bronceado del paciente, inclinación a usar camas solares o lámparas artificiales, tendencia a usar protección solar, historial de intervenciones para eliminar lunares (nevus) u otras lesiones cutáneas. 

Luego de recabar dicha información, se efectuará un análisis clínico de toda la superficie corporal, con un dermatoscopio. Con este estudio, el especialista puede evaluar las neoplasias y otras lesiones, como por ejemplo, la presencia de queratosis actínica (lesiones precancerosas, expresión de daño actínico en la piel) o lesiones cutáneas no melanocíticas (cáncer de piel no melanoma). 

A partir de toda la información recopilada y la evaluación clínica del sujeto, el paciente será clasificado en alguna de las diferentes categorías. 

Pacientes de bajo riesgo (riesgo comparable al de la población general) sin sospecha de lesiones por cáncer de piel: en este caso, el especialista puede recomendar exámenes periódicos. 

PREVENCIÓN Y DIAGNÓSTICO

La prevención es la herramienta más eficaz para reducir la incidencia y la mortalidad del cáncer de piel. El diagnóstico precoz es un aspecto prioritario en función de los signos del cáncer de piel, ya que permite detectar los cánceres de piel en un estadio precoz, reduciendo el peso de las terapias y asegurando el mejor pronóstico. 

Recurrir a los expertos médicos de un centro oncológico de referencia permite una detección adecuada y rápida de la población. En el caso de los pacientes que ya han recibido un diagnóstico de cáncer de piel, un centro de excelencia permite una descripción correcta de la enfermedad y la planificación de la terapia.  El diagnóstico precoz constituye el instrumento más eficaz para reducir la muerte asociada con el cáncer de piel tipo melanoma. Reconocer los signos del cáncer de piel en la fase inicial es sinónimo de un pronóstico excelente. Para realizar un diagnóstico precoz del cáncer de piel es fundamental someterse a consultas periódicas con especialistas en centros que dispongan de profesionales especializados y expertos. 

Formas de prevenir el melanoma y los cánceres de piel. 

La prevención primaria implica un comportamiento adecuado para reducir el riesgo de aparición de un cáncer de piel. En el caso del melanoma y el cáncer de piel, es importante reducir la exposición a la luz solar, buscar áreas de sombra si se va a permanecer al aire libre durante periodos prolongados y evitar la exposición al sol en las horas del mediodía. 

La crema de protección solar puede ser útil para evitar el eritema (quemadura solar, por ejemplo) y se debe aplicar cada 2 horas, tanto en adultos como en niños. 

El objeto de la prevención secundaria es reducir la mortalidad por melanoma y otros cánceres de piel, con un diagnóstico y tratamiento precoces de las formas de mayor riesgo. 

En el caso del melanoma y los principales cánceres de piel, la prevención secundaria comprende lo siguiente: 

– autoexamen periódico de la piel en busca de signos posibles de cáncer de piel cada 3 meses 

– Consultas periódicas al dermatólogo en centros especializados 

Signos del cáncer de piel: ¿Qué aspecto tiene? 

A la hora de hacerse un autoexamen de piel, es fundamental estudiar todos los detalles con suma atención. Los amigos, los familiares y la pareja pueden ayudar a inspeccionar las regiones menos visibles del cuerpo, como por ejemplo, la espalda, la superficie trasera de los muslos, prestando atención a los síntomas del cáncer de piel. 

Para este autoexamen, puede resultar útil recordar la regla ABCDEF, en particular, para distinguir los síntomas del cáncer de piel como posibles lesiones malignas:

  • A representa asimetría: las neoplasias benignas suelen ser redondos o por lo menos, regulares, mientras que el melanoma es irregular. 
  • B representa el borde: en el melanoma, el borde es irregular o mal definido. 
  • C representa el color: variable en el melanoma (o con distintos matices dentro de la neoplasia) 
  • D representa las dimensiones: el melanoma va creciendo, tanto en amplitud como en grosor. 
  • E representa evolución: en el melanoma, las características de la neoplasia cambian con el tiempo (simetría, límites, color, dimensiones). 
  • F representa Firmeza 

Síntomas del cáncer de piel: una o varias lesiones atípicas o sospechosas clínicamente 

Sea cual fuere el riesgo atribuible al sujeto según la información recogida, si se encuentran una o varias lesiones cutáneas sospechosas, el paciente podrá optar por un diagnóstico más exhaustivo, con videodermatoscopio digital y microscopía láser confocal. La videodermatoscopía digital permite obtener imágenes ampliadas y de alta resolución de las lesiones de la piel, para poder examinar las características que no se pueden apreciar a simple vista o con la dermatoscopía manual. 

La microscopía láser confocal es una tecnología no invasiva que puede obtener imágenes en vivo de las lesiones de la piel, a una profundidad variable y con una resolución muy elevada (biopsia virtual). En muchos casos, la combinación de videodermatoscopía y microscopía láser confocal ayuda a evitar la extirpación quirúrgica del cáncer de piel. Cuando una o más lesiones presentan características sospechosas de cáncer de piel, se realizará una exéresis quirúrgica para la posterior investigación histopatológica. 

Los pacientes que presentan factores de riesgo de desarrollar un melanoma (pacientes de riesgo elevado), en particular, si tienen numerosos lunares o nevus, podrán realizarse un mapeo digital. 

El mapeo digital se realiza en dos fases. La primera fase consiste en la toma de fotografías de alta resolución de varias áreas del cuerpo (rostro, tronco, extremidades superiores e inferiores). La segunda fase consiste en captar una serie de imágenes de alta resolución de las neoplasias y cualquier otra lesión cutánea mediante videodermatoscopía digital. Así, se puede compilar un expediente digital de las lesiones representativas de un sujeto, para seguir la evolución eventual de estas lesiones en los cánceres de piel. Además, al comparar las imágenes de las distintas áreas del cuerpo, se puede identificar las nuevas lesiones de reciente aparición. 

En cada caso, la consulta para analizar las lesiones de la piel como posibles cánceres de piel será seguida de una breve explicación sobre las estrategias más adecuadas para reducir el riesgo de sufrir un melanoma o un cáncer de piel no melanoma. En particular, se le explicará a cada sujeto cómo evitar la exposición excesiva a los rayos ultravioleta y cómo protegerse adecuadamente del sol. Asimismo, se le explicará a cada sujeto cómo realizarse un autoexamen de las lesiones de piel, prestando atención a los signos del cáncer de piel, aplicando unas pautas simples y fáciles de entender. Consideramos que el momento del diagnóstico siempre debe ir acompañado de una explicación informativa sobre cómo protegerse adecuadamente del riesgo de cáncer de piel, tanto para niños como para adultos. 

TRATAMIENTO Y ENSAYOS CLÍNICOS

La extirpación quirúrgica es el mejor tratamiento disponible para los cánceres de la piel y en la mayoría de los casos, es curativa. En el caso de los epiteliomas de células basales y los epiteliomas espinocelulares no invasivos y bien diferenciados, la extirpación quirúrgica completa es el tratamiento elegido. En el IEO, la práctica clínica para tratar las lesiones en sitios quirúrgicos difíciles es el examen histológico extemporáneo en las márgenes de la resección quirúrgica. Este método permite verificar si la eliminación ha sido completa durante la intervención. 

En el caso del melanoma y el carcinoma de células escamosas, si es necesario debido a las características histológicas del cáncer de piel, se realiza una extirpación local amplia (con o sin cirugía reconstructiva) de la piel donde se sitúa el cáncer precoz, con una eventual biopsia del ganglio linfático centinela. El procedimiento quirúrgico facilita el diagnóstico precoz de cualquier eventual metástasis hacia un ganglio linfático. 

En presencia de una o varias metástasis a ganglios linfáticos locorregionales microscópicas (si se diagnostican con biopsia de ganglio linfático centinela) o macroscópicas (si están visibles, se encuentran durante la consulta clínica o con ecografía de seguimiento), se indica la extirpación ganglionar radical de todos los ganglios linfáticos de la misma cuenca linfática (los más frecuentes son los axilares, inguinales o supraclaviculares). En ciertos casos, o en ausencia de otras estrategias de tratamiento, se puede ofrecer una electroquimioterapia con fines paliativos. 

Tratamiento de la metástasis ósea producto del melanoma 

El melanoma cutáneo es una neoplasia agresiva de los melanocitos. El pronóstico depende del estadio del tumor. El melanoma en estadio IV se caracteriza por la aparición de metástasis a distancia. 

Las metástasis se localizaron en el tracto gastrointestinal (20,7%), el hígado (42,9%), las glándulas suprarrenales (8,5%), el páncreas (2,3%), el bazo (6,7%) y el cerebro. 

Casi el 17% de los pacientes con melanoma desarrollan metástasis óseas. Se observaron diversos lugares de metástasis en el 18,8% de los pacientes. 

La respuesta de las metástasis a la quimioterapia clásica es limitada y la toxicidad del tratamiento es elevada En los últimos años, los nuevos desarrollos en materia de inmunoterapia y terapias dirigidas han mejorado el pronóstico de los pacientes con melanoma en estadio IV, con una mejor tolerancia al tratamiento. 

USEFUL LINKS

  • OFICINA INTERNACIONAL DE IEO

    La Oficina Internacional del IEO se dedica plenamente a brindar una bienvenida y una estadía personalizadas en el hospital, para satisfacer las necesidades individuales.

  • Como solicitar Segunda Opinión

    IEO Second Opinion es un servicio para quienes desean confirmar el diagnóstico y los tratamientos recomendados por otros médicos.

  • Comuníquese con nosotros

    Uno de nuestros asistente de la Oficina Internacional del IEO estará encantado de darle toda la información que necesite y lo asistirá personalmente.

PARTNERSHIP

Università degli Studi di Milano Ecancer Medical Science IFOM-IEO Campus

CREDITS

Ministero della Salute Joint Commission International Breastcertification bollinirosa

© 2013 Istituto Europeo di Oncologia - via Ripamonti 435 Milano - P.I. 08691440153 - Codice intermediario fatturazione elettronica: A4707H7

IRCCS - ISTITUTO DI RICOVERO E CURA A CARATTERE SCIENTIFICO