CLOSE

Cáncer de Tiroides

El cáncer de tiroides es la enfermedad oncológica con mayor aumento de la incidencia en la población, independientemente del sexo y la edad. En las mujeres, el cáncer de tiroides ocupa el segundo lugar tras el cáncer de mama en la franja etaria comprendida entre 0 y 50 años, y el quinto lugar en general tras el cáncer de mama, colon, pulmones y útero en pacientes mayores de 50 años.

EN POCAS PALABRAS

La tiroides es una glándula endócrina ubicada en la base de la sección media del cuello, delante de la tráquea. El cáncer de tiroides en esta zona puede ser benigno o maligno. La histología de este tipo de cáncer varía según las células de origen. Los carcinomas papilares y foliculares están bien diferenciados y surgen del folículo tiroideo; los carcinomas medulares surgen de las células parafoliculares o células C. El cáncer de tiroides poco diferenciado (carcinoma) y el cáncer de tiroides anaplásico (carcinoma) son variantes muy agresivas. 

RIESGOS DEL CANCER DE TIROIDES

Los factores de riesgo del cáncer de tiroides son un historial de radiación ionizante en el cuello y los antecedentes familiares de cáncer hereditario de tiroides. También pueden incidir la presencia de cáncer de tiroides benigno preexistente, los factores hormonales, la ingesta dietética de yodo 21 y otros factores dietéticos y ambientales (fumar, disolventes, dioxinas, virus). 

PREVENCIÓN Y DIAGNÓSTICO

Los síntomas típicos del cáncer de tiroides son el nódulo tiroideo único o múltiple, detectado accidentalmente por el propio paciente o revelado en una ecografía del cuello realizada por otras razones. Otros síntomas del cáncer de tiroides pueden ser las molestias en el sitio de la tiroides al tragar o un dolor inespecífico en el cuello. 

En función de los síntomas, se recomienda un diagnóstico precoz del cáncer de tiroides con una ecografía del cuello, que es una herramienta muy importante para detectar el cáncer de tiroides en un estadio precoz. De ese modo, se pueden aplicar terapias conservadoras, especialmente en pacientes de alto riesgo. Una vez identificado el nódulo tiroideo sospechoso, se realiza una ecografía con aspiración con aguja fina para efectuar un diagnóstico citológico. Los análisis de sangre para estudiar la función tiroidea y la búsqueda de marcadores tumorales completan el proceso de diagnóstico. El tratamiento del cáncer de tiroides se puede planificar de acuerdo con los resultados. 

Recomendaciones preventivas 

  • Adoptar un estilo de vida sano, no fumar y limitar la ingesta de alcohol. Tomar algunas precauciones en los hábitos alimenticios: comer frutas, verduras y alimentos ricos en carotenoides, como por ejemplo, tomates, zanahorias, pimientos dulces y picantes, calabaza, duraznos o melocotones, hierbas (evidencia probable). 
  • Mantener una buena higiene oral. 
  • No subestimar ninguna lesión en la boca, por más pequeña o indolora que sea (nódulos, úlceras menores, manchas blancas o rojas, crecimientos). 
  • Luego de los 60 años en sujetos con factores de riesgo, se recomienda someterse a un examen de la cavidad oral y de la región faríngea y laríngea. 
  • Hacerse controles frecuentes, si el paciente ya ha sufrido algún carcinoma en la cabeza o en el cuello. 

Los síntomas y signos más comunes son pequeñas úlceras en los labios o la boca, una mancha blanca o roja en la mucosa oral, epistaxis frecuente (hemorragias nasales), obstrucción respiratoria nasal, ronquera, dolor de garganta persistente, sensación de oídos tapados, dolor que se irradia hacia el oído, sangre en el esputo, dificultad para masticar, tragar o respirar, entumecimiento de la lengua, hinchazón indolora y persistente en el cuello. La persistencia de estos trastornos se debe considerar como una campana de alarma; si no se resuelven espontáneamente o con tratamiento dentro de 3 semanas, se debe consultar a un especialista. 

TRATAMIENTOS Y ENSAYOS CLÍNICOS

El enfoque inicial del tratamiento es fundamental. La cura es el objetivo principal y se considera tan importante como la calidad de vida y la funcionalidad de los órganos tratados (la voz, el lenguaje, la deglución, el gusto y la respiración, entre otras). El IEO les ofrece a los pacientes un equipo pluridisciplinar especializado en diagnóstico, tratamiento y rehabilitación. 

LAS VENTAJAS DE UN EQUIPO PLURIDISCIPLINAR 

Nuestro equipo pluridisciplinar se dedica al diagnóstico, tratamiento y rehabilitación de los pacientes con tumores en la cabeza y el cuello, además de estudiar estas enfermedades. Nuestro equipo está compuesto por más de treinta profesionales oncológicos, con experiencia en diversas especialidades, como otorrinolangología, cirugía maxilofacial, cirugía de emergencia, cirugía plástica y reconstructiva, radioterapia, oncología médica, radiología, patología, medicina nuclear, nutrición, fisioterapia, endocrinología, odontología, terapia de la voz, terapia del habla, psicología y biología. 

La integración de varias habilidades es muy útil para tratar problemas clínicos complejos, desde el diagnóstico hasta la planificación del tratamiento y la recuperación funcional (habla, respiración, deglución), con el fin de lograr los mejores resultados y una calidad de vida adecuada. El programa de cirugía cervicofacial consta del equipo médico-quirúrgico, especialistas en radioterapia y oncología médica, radiólogos especializados, endocrinólogos, médicos nucleares y patólogos.  El equipo trabaja en armonía y se reúne semanalmente para analizar cada caso de los pacientes que confían en nuestra estructura. Se ocupan de desarrollar planes de tratamiento integrales y personalizados, que contemplan todos los aspectos relacionados con el tratamiento y la rehabilitación, analizando las opciones más adecuadas en función de las necesidades particulares de cada pacientes y según las directivas internas, nacionales e internacionales. 

El equipo, en estrecha colaboración con la Junta Médica y Científica, supervisa los resultados del tratamiento y la calidad de los resultados en tiempo real, para señalar los problemas críticos e identificar las áreas de mejora y desarrollo. Las reuniones pluridisciplinares son una oportunidad para el desarrollo profesional a partir de los intercambios entre los miembros el grupo, la evidencia en la literatura y la revisión crítica, actualizando permanentemente las directrices y los enfoques diagnósticos y terapéuticos. Usamos la información recabada a partir de la revisión crítica de las actividades clínicas, de las innovaciones tecnológicas, del estudio de la evolución de los cánceres tratados y de las actualizaciones permanentes para identificar la problemática abierta y proponer actividades de investigación. Gracias a esta metodología, se han implementado diversos proyectos que desarrollan actividades de investigación cínica e investigación institucional. 

Cánceres de tiroides 

La cirugía es el tratamiento recomendado para tratar este cáncer: se extirpa la glándula tiroides en forma parcial (hemitiroidectomía) o total (tiroidectomía total) y eventualmente, también los ganglios linfáticos de la sección central del cuello y/o los espacios laterales, en función del estadio del cáncer de tiroides. Una vez recibidos los resultados del análisis histológico del cáncer de tiroides, en casos de tumores bien diferenciados en estadio avanzado o con metástasis en los ganglios linfáticos cervicales, se indica la terapia con radionúclidos con yodo 131. La radioterapia también se indica en formas no diferenciadas más avanzadas que no responden a otros tratamientos. Una vez extirpada la glándula por completo, se prescribe un tratamiento de reemplazo con levotiroxina a partir del día siguiente a la operación, con el objetivo de suplir la falta la de hormona tiroidea.

Terapias innovadoras y mínimamente invasivas: a lo largo de los años, la División ha desarrollado algunas técnicas originales y enfoques mínimamente invasivos para mejorar los resultados oncológicos y funcionales de las intervenciones para darle a los pacientes más opciones terapéuticas con menos impacto quirúrgico. Algunas de estas terapias están disponibles únicamente aquí, en el IEO. 

Cirugía: nuestros cirujanos de cabeza y cuello son los que realizan más operaciones de tumores malignos cada año en toda Italia (información de AGENAS). Además, desde hace más de 20 años hemos transmitido el mensaje del Prof. Veronesi, es decir, “la terapia mínima eficaz” también para las lesiones de la cabeza y el cuello. Somos los primeros en Italia en ofrecer la cirugía conservadora de tiroides, con más de 15 años de experiencia en hemitiroidectomía, incluso para los tumores malignos. Fuimos de los primeros en realizar la cirugía endoscópica conservativa de la laringe con más de 250 intervenciones quirúrgicas al año. Fuimos pioneros en la cirugía funcional de lengua, posibilitando una calidad de vida postoperatoria casi normal. Por último, desde hace más de 20 años hemos realizado cirugías muy delicadas de la glándula salival. Es el único departamento de cirugía de cabeza y cuello reconocido en Italia. 

El IEO practica hemitiroidectomías en carcinomas en estadios precoces desde hace 20 años, con resultados iguales a los obtenidos en otros centros que en general, extirpan el órgano entero. El campo quirúrgico se ha ampliado gracias al uso de equipos más avanzados, por ejemplo, gafas microscópicas y lentes endoscópicas. Con los fórceps y las tijeras con coaguladores quirúrgicos se pueden reducir al mínimo las complicaciones eventuales y efectuar la intervención con técnicas de tiroidectomía mínimamente invasiva asistida por imagen (MIVAT y MIT), que permiten incisiones de apenas 2 a 3,5 cm. Recientemente, el IEO ha desarrollado una técnica quirúrgica que utiliza un tinte natural y asistencia ecográfica (ultrasound dye-assisted surgery, USDAS) que permite ver estructuras patológicas muy pequeñas que son difíciles de detectar (residuos de la tiroides o de la enfermedad y metástasis en los ganglios linfáticos) en el cuello o en las áreas que ya han sido operadas, que se caracterizan por una anatomía alterada y una ubicación difícil de acceder. En el IEO, cuando el cáncer de tiroides se ha desarrollado progresivamente en las regiones que rodean el cuello, en particular, a nivel del mediastino, detrás del esternón, la cirugía se realiza con la colaboración de varios especialistas, en especial, cirujanos torácicos, aplicando una metodología integral y pluridisciplinar. 

Metástasis a distancia del carcinoma de cabeza y cuello 

Las metástasis a distancia se definen como la propagación del tumor a otros órganos. El pulmón, el hígado y los huesos son los sitios más comunes de metástasis hematógenas del carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello. La incidencia de las metástasis a distancia en el carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello es baja en la población general con carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello: en general, inferior al 5% en la manifestación inicial. Los pacientes con carcinoma de células escamosas de cabeza y cuello con metástasis a distancia suelen ser candidatos a los tratamiento paliativos, porque en la actualidad no se dispone de ninguna terapia sistémica con potencial curativo para estos casos. En consecuencia y por lo general, el tratamiento locorregional exhaustivo se considera inútil en estos pacientes. De particular relevancia es nuestra colaboración con el CNAO (Centro Nacional de Oncología Hadronterapia) para la Fase II, el ensayo clínico sobre el aumento de la radioterapia, utilizando protones (terapia con hadrones) en tumores del área cervical y cefálica avanzados a nivel local. 

MÁS PARA USTED

Atención al paciente y a su calidad de vida: desde 2003, el departamento está dotado de un servicio de logopedia, uno de los mejores en Italia, quienes tratan la rehabilitación de deglución, fonación y la articulación de la palabra. La División también posee un servicio de odontología que trata la preparación para la cirugía y la rehabilitación dental postoperatoria. El IEO también tiene un servicio de fisioterapia para la rehabilitación motora y respiratoria y un nutricionista para la gestión de los aspectos nutricionales. También se ofrece servicios de control del dolor y apoyo psicológico. Un enfoque holístico que cuida de todas las necesidades del paciente, permitiéndole una vuelta más rápida a su vida normal. 

Nutrición clínica 

El estadio y la ubicación de la enfermedad, los cambios anatómicos producto del procedimiento quirúrgico y la toxicidad aguda y tardía de la quimioterapia radiológica son factores que pueden contribuir al deterioro de la deglución y provocar una deficiencia en la ingesta oral de proteínas y calorías. 

La nutrición artificial (NA) se indica en los cánceres que causan estenosis (estrechamiento), disfagia grave (dificultad para comer que contraindica la alimentación oral), o en los casos de desnutrición evidente o cuando el paciente, si bien se alimenta por la boca, recibe una cantidad proteico calórica <50% a sus necesidades nutricionales. La NA también se indica en caso de prever un periodo de disfagia grave superior a los 7 días o en caso de ingesta deficiente (<60% de los requisitos nutricionales) durante al menos 10 días. 

En pacientes con cáncer en la región cérvicofacial, se recomienda la nutrición enteral (NE) como vía principal en caso de que el tracto gastrointestinal se encuentre libre y funcione correctamente. Se puede efectuar con una sonda nasogástrica o mediante gastrostomía endoscópica percutánea (GEP) o yeyunostomía de alimentación, en caso de que la duración esperada de la asistencia nutricional deba mantenerse durante más de 3-4 semanas. La NE es eficaz para contener la disminución del peso corporal, prevenir la deshidratación y durante las interrupciones del tratamiento con radioquimioterapia, reducir la frecuencia y la duración de las internaciones y mejorar la calidad de vida. 

Con la asistencia nutricional adecuada durante el tratamiento con radioterapia, se puede mitigar el impacto y el grado de morbilidad (mucositis, odinofagia, disfagia, xerostomía, disgeusia, náuseas, vómitos y anorexia), reducir la pérdida de peso, preservar el estado nutricional, mejorar la calidad de vida y optimizar la situación, acelerando la recuperación del paciente una vez concluido el tratamiento. 

Se ha demostrado que un asesoramiento nutricional precoz e intensivo y los suplementos calóricos por vía oral aumentan la ingesta de proteínas y calorías, reducen la pérdida de peso corporal y las interrupciones del tratamiento del cáncer 

En caso de una deglución que sea lo suficientemente segura, la primera opción es la alimentación oral (con una dieta modificada en cuanto a la consistencia). 

USEFUL LINKS

  • OFICINA INTERNACIONAL DE IEO

    La Oficina Internacional del IEO se dedica plenamente a brindar una bienvenida y una estadía personalizadas en el hospital, para satisfacer las necesidades individuales.

  • Como solicitar Segunda Opinión

    IEO Second Opinion es un servicio para quienes desean confirmar el diagnóstico y los tratamientos recomendados por otros médicos.

  • Comuníquese con nosotros

    Uno de nuestros asistente de la Oficina Internacional del IEO estará encantado de darle toda la información que necesite y lo asistirá personalmente.

PARTNERSHIP

Università degli Studi di Milano Ecancer Medical Science IFOM-IEO Campus

CREDITS

Ministero della Salute Joint Commission International Breastcertification bollinirosa

© 2013 Istituto Europeo di Oncologia - via Ripamonti 435 Milano - P.I. 08691440153 - Codice intermediario fatturazione elettronica: A4707H7

IRCCS - ISTITUTO DI RICOVERO E CURA A CARATTERE SCIENTIFICO