CLOSE

Cáncer de Estómago

El cáncer de estómago se caracteriza por el crecimiento de las células que revisten el estómago. También se denomina cáncer gástrico y es difícil de diagnosticar dado que la mayoría de las personas no suelen presentar síntomas en los estadios iniciales.

EN POCAS PALABRAS

En 2013, se calcularon 13.200 casos nuevos de cáncer de estómago en Italia, el quinto más frecuente en los hombres y el octavo en las mujeres. La proporción de hombre a mujer es de 1,6:1. Lamentablemente, los síntomas del tumor estomacal suelen ser difusos e inespecíficos (náuseas, mala digestión, falta de apetito, saciedad precoz, pérdida de peso). 

FACTORES DE RIESGO DEL CÁNCER DE ESTÓMAGO

La dieta mediterránea, con abundantes frutas y verduras y poca carne salada, asada o ahumada, parece tener un efecto protector. También contribuye no fumar cigarrillos, dado que existe una relación entre fumar y el cáncer de estómago. Existe una clara relación entre la infección gástrica por helicobacter pylori y el cáncer de estómago. Ante los síntomas y la presencia confirmada de la bacteria, se recomienda indicar un tratamiento antibiótico específico. 

Sin embargo, también hay un tipo de cáncer de estómago que no se relaciona con el helicobacter pylori. Tiende a afectar la parte superior del estómago, en el pasaje entre el esófago y el estómago, con una incidencia creciente (a diferencia del otro tipo, que está disminuyendo). Este otro tipo de cáncer de estómago suele relacionarse con la enfermedad por reflujo gastroesofágico, el esófago de Barrett y la obesidad. 

Gracias a una evaluación minuciosa de los resultados de la investigación científica, se han podido identificar los factores de riesgo específicos y los factores nutricionales protectores en ciertos tipos de cáncer. Los expertos han clasificado los resultados en cuatro niveles: "evidencia convincente", "evidencia probable", "evidencia limitada" y un nivel final que incluye los efectos para los cuales la evidencia de asociación con el tumor es "sumamente improbable". Las recomendaciones se fundan en la siguiente evidencia probable y convincente: 

Factores de riesgo 

La sal en la comida (evidencia probable) . Alimentos en conserva y procesados con gran contenido de sal (evidencia probable) 

Factores preventivos  

Frutas y verduras (evidencia probable) en particular, el ajo, la cebolla, los chalotes y el puerro (evidencia probable) 

En casos raros, hay una predisposición familiar. Algunas alteraciones de ciertos genes provocan la aparición de cánceres de estómago y otros tipos de cáncer. En el IEO, los programas de estudio e investigación sobre este tema específico llevan varios años de actividad. 

PREVENCIÓN Y DIAGNÓSTICO

No se dispone de herramientas de prevención específica para el cáncer de estómago, dado que sus causas todavía no se  han podido establecer con claridad. La reducción de la incidencia durante los últimos 60 años parece relacionarse con el perfeccionamiento de las técnicas de conservación de los alimentos y una mejor calidad general de la nutrición, con más consumo de alimentos frescos y menos carne salada y ahumada. El diagnóstico del cáncer de estómago suele efectuarse con una gastroscopía y biopsias durante este procedimiento. 

La prevención consiste en el consumo preferencial de alimentos frescos y dejar de fumar. Se han constatado por lo menos 3 casos de cáncer gástrico en una familia, incluso en generaciones sucesivas, de modo que podría ser útil efectuar una investigación genética. Inicialmente, un equipo de especialistas expertos en cánceres hereditarios, realizará una entrevista y una reconstrucción de los antecedentes familiares. Se realizarán análisis genéticos apropiadas en ciertos casos. El cáncer de estómago se puede curar con éxito mediante técnicas mínimamente invasivas en los primeros estadios. 

El cáncer de estómago suele diagnosticarse cuando ya está en un estadio avanzado. Por lo tanto, la detección precoz es vital, como ocurre en la mayoría de los cánceres. Aún cuando el cáncer de estómago se diagnostique en estadios avanzados, hay diversos tratamientos eficaces, gracias a la integración de las técnicas y la experiencia profesional de los expertos que trabajan en los Centros de oncología avanzada. 

Gracias a las técnicas endoscópicas modernas, las lesiones precancerosas y algunos tipos de cáncer de estómago en estadio inicial pueden tratarse con eficacia, pero la cirugía cumple una función fundamental en los estadios avanzados a nivel local. Con la integración de la cirugía y la quimioterapia, la radioterapia y las nuevas terapias biológicas, se puede inducir una remisión prolongada del tumor estomacal en casos que hasta hace diez años no se hubieran podido operar o hubieran presentado una recidiva precoz. 

Es fundamental que los procedimientos y los tratamientos médicos y quirúrgicos se efectúen en centros que puedan documentar una gran cantidad de pacientes con cáncer de estómago tratados por año, con la participación de varios grupos de especialistas en el proceso de diagnóstico y tratamiento (endoscopista, radiólogo, patólogo, oncólogo cirujano, oncólogo médico, nutricionista), colaborando con una metodología pluridisciplinar. 

En el IEO disponemos de ese conocimiento especializado, además de una colaboración activa para optimizar el diagnóstico del cáncer de estómago y los planes de tratamiento. Según los datos del Ministerio de Salud (AGENAS 2013), el IEO se clasifica entre los 4 mejores centros nacionales y ocupa el primer lugar en Lombardía en términos de cantidad de pacientes tratados anualmente con cirugía para el cáncer de estómago. 

 

TRATAMIENTO Y ENSAYOS CLÍNICOS

En el caso del diagnóstico precoz, es decir, cuando el cáncer de estómago es pequeño y limitado, puede bastar con la cirugía. Según la ubicación y la extensión del cáncer de estómago, la intervención puede limitarse solo a una gastrectomía subtotal o podría necesitarse una gastrectomía total, con una eventualextirpación de los ganglios linfáticos adyacentes al cáncer de estómago en ambos casos. 

Si se realiza de acuerdo con las indicaciones apropiadas, la eficacia de la gastrectomía parcial en el cáncer de estómago es comparable a la de la gastrectomía total, con un alcance más amplia para la adaptación nutricional postoperatoria. En los estadios precoces, también se puede realizar una cirugía con técnicas mínimamente invasivas (laparoscopía, robot), con beneficios clínicos en términos de plazo de recuperación postoperatorio. 

Tras la extirpación del estómago, los posibles efectos negativos en la salud nutricional y general se evitan con eficacia siguiendo una serie de recomendaciones y planes de dieta personalizados, administrados por nutricionistas calificados en el momento del alta y durante los seguimientos sucesivos. 

En algunos casos, se recomienda combinar la quimioterapia y/o la radioterapia con la cirugía, para prevenir la recurrencia del cáncer de estómago en los casos de mayor riesgo (terapia adyuvante) o como alternativa a la cirugía para eliminar las células cancerosas que pueden haberse diseminado alrededor del cáncer de estómago o en otras partes del cuerpo (a través de la sangre y la circulación linfática). 

Los ensayos clínicos en curso en el IEO apuntan a: 

  • Identificar precozmente las herramientas de diagnóstico endoscópico cada vez más confiables (como por ejemplo, la endomicroscopía confocal láser) 
  • Establecer los beneficios de la quimioterapia pre y perioperatoria en los tumores avanzados a nivel local 
  • Determinar la función de la extirpación de los ganglios linfáticos en formas avanzadas a nivel local 
  • Validar el uso de nuevos fármacos para tratar las metástasis 
  • Linfadenectomía en el cáncer de estómago 

Analizamos 114 datos de pacientes tomados del Registro de Cáncer del IEO, que se sometieron a gastrectomía y linfadenectomía para tratar el adenocarcinoma de estómago N0 entre 2000 y 2005. Dado que una linfadenectomía extendida ha demostrado un beneficio en términos de supervivencia, llegamos a la conclusión de que en todos los casos de carcinoma gástrico se debe realizar una linfadenectomía que abarque al menos 15 ganglios linfáticos. Se publicó un artículo en la revista Eur J Surg Oncol 2011 Abril, 37 (4) :305-11 y se está planificando un nuevo estudio con más cantidad de casos. 

Carcinoma gástrico difuso hereditario 

En colaboración con la División de Prevención del Cáncer y Genética, estamos realizando un estudio para investigar la mutación germinal en el  gen CDH-1 en pacientes menores de 45 años con carcinoma gástrico tipo difuso. 

Los síntomas del cáncer de estómago son muy parecidos a los de la gastritis o la úlcera péptica: náuseas, mala digestión, pérdida del apetito o dificultad para comer una gran cantidad de alimentos. Si estos síntomas de cáncer de estómago persisten, se recomienda efectuar una gastroscopía, para hacer una evaluación directa de la capa interna de la mucosa. 

Tratamiento de la metástasis del cáncer de estómago 

Una proporción sustancial de pacientes reciben el diagnóstico en un estadio avanzado, con metástasis a distancia sincrónicas. Tratar este tipo de pacientes es un desafío terapéutico para los médicos, dado que generalmente se acepta que tienen una enfermedad incurable y que el tratamiento se administra con una intención no curativa. Se sabe que la metástasis a distancia en pacientes con cáncer gástrico es uno de los factores de riesgo pronóstico más importantes, con diversos parámetros asociados, entre ellos, el alcance de la invasión y la metástasis en los ganglios linfáticos. 

El objetivo principal son los pacientes con metástasis resecables sin carcinomatosis peritoneal o carcinomatosis peritoneal limitada. La metástasis ósea es más frecuente en otros tipos de cáncer, por ejemplo, los cánceres de mama, pulmón y próstata, pero es bastante rara en el cáncer gástrico. 

Los tratamientos para el cáncer gástrico en estadio IV son la quimioterapia, la radioterapia, la cirugía paliativa y la mejor atención de asistencia. 

MÁS PARA USTED

Nutrición clínica para pacientes con cáncer de estómago 

Los pacientes con cáncer de esófago y cáncer de estómago suelen evidenciar un estado de desnutrición. Esto puede relacionarse con una disfagia (dificultad para tragar u obstrucción del paso de los alimentos a través de la boca, faringe o esófago), la caquexia asociada con la enfermedad (síndrome caracterizado por la pérdida de grasa y masa muscular) y la quimioterapia. Además de las causas de la desnutrición comunes a todos los pacientes con cáncer de esófago y de estómago, hay alteraciones nutricionales derivadas de los tratamientos quirúrgicos. 

Alteraciones nutricionales derivadas del tratamiento quirúrgico del estómago. 

Durante la cirugía para la resección esofágica o gástrica, se puede colocar una pequeña sonda (yeyunostomía de alimentación) para garantizar la nutrición fisiológica durante el período postoperatorio (con nutrición enteral, NE) y que el paciente reciba la cantidad necesaria de alimento cuando la ingesta por vía oral resulta deficiente o inadecuada en comparación con la necesidad. La yeyunostomía de alimentación no se retira al darle el alta al paciente y se usa cuando éste no puede seguir una dieta adecuada para sus requisitos nutricionales. 

Tras la gastrectomía, los síntomas iniciales son, entre otros, el síndrome del estómago pequeño (sensación de saciedad sin poder terminar una comida normal y distensión gástrica) y el síndrome de vaciamiento gástrico rápido o síndrome deDumping (se produce después de comer e incluye hipotensión, taquicardia, mareo, sensación de cansancio, desmayos, escalofríos y sudoración profusa). También puede presentarse diarrea y vómitos biliosos en pacientes que sometidos a una gastrectomía parcial con reconstrucción gastroyeyunal. 

Entre los problemas posteriores se destacan la anemia y la mala absorción del calcio. Antes de indicar algún suplemento, se debe evaluar su conveniencia mediante análisis de sangre. Tras la cirugía de esofagectomía, los pacientes pueden experimentar una reducción de la capacidad para ingerir grandes cantidades de alimentos y algunos pueden experimentar el síndrome de vaciamiento gástrico rápido. 

Información en relación con la dieta de los pacientes operados por cáncer gástrico

Las recomendaciones dietéticas se centran en el consumo de comidas frugales y frecuentes a lo largo del día, separando los líquidos de los sólidos. Se recomienda ingerir bocados pequeños y masticar bien para facilitar la deglución y la digestión. Para el manejo nutricional del síndrome de Dumping, se deben eliminar los azúcares simples.

En presencia de diarrea, se recomienda reducir la ingesta de azúcares simples y beber líquidos en pequeños sorbos. Con respecto a la eventual aparición de vómitos biliosos tras la intervención para la gastrectomía subtotal, el tratamiento es principalmente quirúrgico, pero también en esta condición, puede ser beneficioso para el paciente organizar su alimentación en comidas pequeñas y frecuentes. 

Después de la esofagectomía, se deben evitar los alimentos pegajosos, fermentados y las bebidas carbonatadas (con gas). También es importante que el paciente permanezca sentado durante 30 a 60 minutos después de comer y al menos 2 horas antes de acostarse.  

Es de vital importancia que los pacientes sometidos a una resección gástrica o esofágica, reciban seguimiento a corto y largo plazo para que puedan adoptar de inmediato el patrón dietético más conveniente, corregir cualquier error de su dieta, prevenir la pérdida de peso y detectar cualquier síntoma tardío. 

USEFUL LINKS

  • OFICINA INTERNACIONAL DE IEO

    La Oficina Internacional del IEO se dedica plenamente a brindar una bienvenida y una estadía personalizadas en el hospital, para satisfacer las necesidades individuales.

  • Como solicitar Segunda Opinión

    IEO Second Opinion es un servicio para quienes desean confirmar el diagnóstico y los tratamientos recomendados por otros médicos.

  • Comuníquese con nosotros

    Uno de nuestros asistente de la Oficina Internacional del IEO estará encantado de darle toda la información que necesite y lo asistirá personalmente.

PARTNERSHIP

Università degli Studi di Milano Ecancer Medical Science IFOM-IEO Campus

CREDITS

Ministero della Salute Joint Commission International Breastcertification bollinirosa

© 2013 Istituto Europeo di Oncologia - via Ripamonti 435 Milano - P.I. 08691440153 - Codice intermediario fatturazione elettronica: A4707H7

IRCCS - ISTITUTO DI RICOVERO E CURA A CARATTERE SCIENTIFICO